Volver

Acciones pastorales

acciones_pastorales

Grupo de Acólitos

Nuestro colegio, siguiendo lo que la Iglesia enseña, busca que los alumnos “aprendan a adorar a Dios Padre en espíritu y verdad, ante todo en la acción litúrgica.” (Concilio Vaticano II, decr. GravissimumEducationis sobre la educación cristiana, n. 3).

Es por esto que la acción litúrgica forma parte de la vida escolar, lo que se manifiesta especialmente en las misas con la participación de todo el colegio, pero también en las misas diarias, en la adoración al Santísimo y en los diversos actos litúrgicos. En estos siempre se procura la presencia de un grupo adecuado de acólitos que ayudan al sacerdote y velan por la dignidad de la liturgia en las celebraciones del colegio.

La participación como acólito en la Eucaristía “permite estar muy cerca del Señor y crecer en una amistad verdadera y profunda con Él” (Benedicto XVI, discurso a los monaguillos, 4 de agosto de 2010). Es decir, no es sólo una acción externa, sino que entra a formar parte de la vida espiritual del acólito. Y por tanto en su formación humana integral.

De esta manera, ser acólito es una vocación, una llamada de Dios a una mayor intimidad con Él. Son alumnos voluntarios que comienzan su preparación desde 4º Básico, asistiendo a reuniones formativas y prácticas, para recibir el alba y la cruz, signos de su servicio al altar, en la solemne Misa de la fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo, acompañados por sus padres que también participan de este precioso regalo del Señor. A partir de ese momento, siguen recibiendo la formación adecuada y ayudan al sacerdote en las misas diarias para ejercitar su servicio al altar y en todas las misas solemnes que celebra el colegio. Además, a lo largo del año, tienen unas jornadas de convivencia fuera del colegio.

 

Guardias de Honor

Dentro de las acciones pastorales del colegio están las “Guardias de honor del Corazón de Jesús”. Es en esta instancia donde se ofrece, a profesoras y alumnas, a prestar su servicio de amor y reparación al Corazón de Nuestro Señor.  Desde 4º Básico se les invita a participar en charlas de formación y catequesis, que las preparan para ingresar, a partir de 5º Básico, en las Guardias de Honor.

Estas niñas, junto con las profesoras que lo desean, se encargan de hacer compañía a Jesús y consolar su Divino Corazón de la frialdad con que le tratan tantos corazones humanos. Además ayudan, guiadas por la ostiaria, a preparar las celebraciones que tienen lugar en el colegio. También tienen sus jornadas, siempre acompañadas de las profesoras de Catequesis, bajo la guía y dirección de uno de los sacerdotes del colegio.

Esta obra de las “Guardias de honor” está presente en toda la Iglesia y en el colegio la hemos adaptado para que ayude a nuestras alumnas en su formación, tal cual debe ser en esta vida terrenal, a fin de conseguir el fin sublime para el cual fueron creadas.

 

Adoración Nocturna

A los alumnos de Media se les invita a participar en la Adoración Nocturna. Una vez al mes, por separado los hombres y las mujeres, se quedan una noche de viernes a sábado en el colegio para adorar a Jesús en la Eucaristía, siguiendo el modo con que la Adoración nocturna está aprobada y vivida por la Iglesia universal.

Esta oración en la noche nos ayuda al recogimiento, a la soledad y, en el sacrificio que supone ofrecer esta noche al Señor, nos hacemos más aptos para escuchar Su palabra y ser dóciles a la acción del Espíritu Santo.

 Charlas de Formación Permanente Schola Cordis Iesu (Escuela del Corazón de Jesús)

Para la atención pastoral de las familias del colegio (padres y exalumnos), se ofrecen las charlas de “Schola Cordis Iesu” todas las semanas.

En ellas se van profundizando diversos aspectos de espiritualidad, historia de la Iglesia, teología u otros temas que, convenientemente programados, se estimen necesarios. Siempre desde la fidelidad al Magisterio de la Iglesia de hoy y de siempre.

Se va profundizando, de este modo, en el amor que Dios nos tiene manifestado especialmente en el corazón de Su Hijo. Además,como característica esencial de la formación espiritual del colegio, tanto a los padres como a los alumnos, se les presenta el camino de la infancia espiritual y del abandono, y filial confianza, en la misericordia de Dios.

Los alumnos mayores disponen también de estas charlas adecuadas a su edad, que se realizan en otro día de la semana. Se acompañan siempre con un tiempo de adoración ante el Santísimo Sacramento en el oratorio del colegio.

Con los alumnos más pequeños (últimos años de la Básica), se imparten catequesis y formación apropiada a su edad, ayudados por alumnos de los cursos superiores para que, desde niños, vayan configurando su corazón con el Corazón de Jesús.